EL CIUDADANO

¿LE ENTREGÓ LAS LLAVES DEL PODER AL PUEBLO?

El presidente en ejercicio, Horacio Cartes, luego de firmar la normativa ante la atenta mirada de sus pares del Poder Legislativo y el Poder Judicial, manifestó respecto a la Ley N° 5282/2014: “Que todos los paraguayos tengamos acceso a las actividades del Gobierno es uno de los primeros pasos para cambiar de una vez por todas las malas costumbres. Cuando hay transparencia, la gente vuelve a estar por encima de los intereses personales, porque le entregamos las llaves del poder al pueblo, para que el pueblo mismo sea contralor del gasto público.

Es así, que el Paraguay se adentró en la lista de los países democráticos, en donde el Gobierno está al servicio del pueblo, y el pueblo ve y sabe cómo se maneja el dinero que es suyo y con medidas como estas que son permanentes, no solo un parche, harán posible la construcción de un país mucho mejor, con oportunidades para el progreso”. Por supuesto que antes de estas declaraciones del presidente Cartes y jactándose de que fueron los únicos hacedores de que hoy contemos con esta herramienta tan importante para la democracia paraguaya, vale recordar que la pre-ley de acceso a la información y con el incansable batallar de la sociedad civil, el día 26 de julio de 2007, el señor Félix Picco Portillo, utilizando el formulario que provee el Centro de Acceso a la Información Pública de la Defensoría del Pueblo solicitó al Intendente municipal de la ciudad de Lambaré “copia del Presupuesto aprobado para el año 2007, proyectos de royalties para el Municipio y cantidad del personal nombrado y contratado, discriminado por área y cargo que desempeñan”.

La Defensoría del Pueblo inició una nueva acción de amparo en representación del señor Picco Portillo, esta vez requiriendo la entrega de la información pública solicitada por él. La jueza resolvió “rechazar la acción de amparo (…) por improcedente”. Contra esta sentencia, el día 12 de febrero de 2007, el Defensor del Pueblo interpuso y fundó en nombre del ciudadano los recursos de nulidad y apelación. En su sentencia la Sala de Apelaciones dejó sentado que el derecho de acceso a la información pública es un derecho humano fundamental, esencial para el sustento y consolidación del sistema democrático en el Paraguay, a través de la participación ciudadana en el control de la gestión pública: “La incorporación del derecho a la información en el catálogo de los derechos fundamentales del ser humano es relativamente reciente. En nuestro sistema constitucional ha sido incorporado en el art. 28 de la CN.

Este derecho encuentra su justificación en el derecho más genérico, esencial a las democracias deliberativas y participativas, de formar libremente las opiniones y participar de modo responsable en los asuntos públicos; contribuye a la formación de la opinión propia y la pública, que está estrechamente ligada al pluralismo político. Se constituye así en un instrumento esencial de los asuntos que cobran interés en la vida ciudadana y colectiva, y que condiciona la participación en el manejo de ‘lo público’, es decir, el sistema de relaciones e interrelaciones que constituyen la trama básica de sustento de la convivencia democrática”.

Pese a la forma clara en que el derecho al acceso a la información pública se encuentra reconocido en la Constitución Nacional, resulta generalmente difícil que un ciudadano/a obtenga hoy algún informe solicitado a una institución pública. El cumplimiento espontáneo por parte de los organismos públicos es variable: algunos organismos contestan inmediatamente ante los pedidos, mientras que otras instituciones se niegan a brindar la información, especialmente la relacionada con cuestiones presupuestarias.

 

En casos en que los pedidos han llegado a realizarse a través de la vía del amparo, generalmente se ha negado la información en base a dos causas principales: errores en la vía procesal instaurada y afectación a otros derechos, tales como la privacidad. En definitiva, como vemos que la moda es entregar llaves de viviendas populares, sería bueno que también no solo el Ejecutivo sino los otros poderes del Estado, se sumen a la moda de entregar la llave del poder al pueblo, o sea la llave que ayude a abrir las puertas de la transparencia, de forma verdadera y no de discurso, para dejarnos habitar en un país con instituciones creíbles.

QUÉ ES LA "VÍA ESLOVENA" DE LA QUE HABLAN LOS INDEPENDENTISTAS CATALANES Y EN QUÉ SE PARECE AL CASO DE CATALUÑA PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Redaccion Central   
Jueves 12 de Octubre de 2017 07:03

Mientras muchos aún tratan de entender qué significa la suspensión de la declaración de independencia por parte del presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, hay un concepto que está muy presente en las tertulias políticas y entre algunos independentistas catalanes: la "vía eslovena a la independencia".

Puigdemont anunció el martes ante el Parlamento autonómico de Cataluña que "asume" el mandato del pueblo catalán para constituirse en un Estado independiente, pero pidió a los diputados que suspendieran los efectos de la declaración de independencia para abrir un período de diálogo.

La situación podría parecer similar al camino que siguió Eslovenia, que tras un referéndum unilateral en el que ganó la opción a favor de la independencia de la Federación Yugoslava, la declaración no se produjo hasta unos meses después.

En el verano de 1991, poco después de que Eslovenia declarara su independencia, el propio Puigdemont viajó a la república de la ex-Yugoslavia.

Un día antes de la comparecencia de Puigdemont ante el Parlament, el eurodiputado del Partido Demócrata Europeo Catalán (PDeCAt) Ramón Tremosa apuntó la posibilidad de que Cataluña siguiera el "ejemplo de Eslovenia".

¿En qué consiste la "vía eslovena" y cuáles son los paralelismos con Cataluña?

El caso esloveno

Aunque puedan existir algunos paralelismos, Carlos González Villa, investigador del Centro de Estudios Avanzados de la Universidad de Rijeka le explicó a BBC Mundo que hay diferencias notables entre los casos esloveno y catalán.

En el caso de la independencia eslovena, hubo dos momentos importantes, le explicó a BBC Mundo González Villa, cuya tesis de doctorado en la Universidad Complutense de Madrid versó sobre el proceso de independencia de Eslovenia.

El primero fue el referéndum del 23 de diciembre de 1990, que tuvo una participación del alrededor del 90% y en el que la opción de la independenciaganó por por un aplastante 95%.

En Cataluña, aunque la independencia ganó por un 90%, los no independentistas boicotearon la votación. El "Sí" contó con el voto de alrededor del 38% del censo.

La ley del referéndum esloveno planteaba un período de 6 meses para negociar cómo se implementaría.

El segundo momento fue en junio de 1991, cuando "el Parlamento esloveno vota solemnemente la declaración de independencia y se publica en el boletín oficial de la República Eslovena".

En el caso catalán, puntualiza el experto, no hay claridad de si se dio tal declaración, pero no hubo ni votación solemne ni publicación en ningún boletín oficial. Puigdemont ofreció "de antemano" una moratoria que "no tiene límite temporal", dice González Villa.

La declaración de independencia eslovena fue seguida por una guerra de 10 días en la que murió un centenar de personas.

En ese momento intervino la Unión Europea, que logró un alto el fuego a cambio de un aplazamiento de tres meses de la declaración de independencia.

El reconocimiento internacional

La intervención exterior en el caso esloveno tuvo, además del aplazamiento de la independencia, otro efecto: el "reconocimiento de facto" de la independencia de Eslovenia, que "se sentó en una mesa de diálogo al mismo nivel que la Federación Yugoslava".

Para González Villa, ese es uno de los motivos por los que los independentistas catalanes invocan el ejemplo esloveno. "Se trató de un caso de intervención internacional exitoso para la parte secesionista", dice.

"El gobierno federal yugoslavo estaba muy debilitado y admitió la mediación internacional", agregó.

En el caso de Cataluña, considera el investigador, no hay ningún motivo para que el gobierno español acepte una mediación internacional, que podría ser un "reconocimiento de facto de la capacidad de negociar del gobierno catalán".

Lo que sí podría aceptar es un diálogo directo, sin mediación, o con mediación española.

El presidente del gobierno catalán le dijo a la CNN este miércoles estar dispuesto a entablar un diálogo "sin condición previa" con las autoridades españolas para intentar acercar posiciones sobre Cataluña.

El presidente Mariano Rajoy, por su parte, dijo en una comparecencia ante el Congreso:" Soy un firme partidario del diálogo, pero debo advertir que no es posible aceptar la imposición unilateral de puntos de vista que no puede aceptar una de las partes. Y no se puede negociar sobre la titularidad de la soberanía nacional".

En 1992, Eslovenia fue reconocida por la Unión Europea y por Estados Unidos y se unió a las Naciones Unidas.

Un contexto muy diferente

En el caso esloveno y catalán podemos encontrar un paralelismo: Eslovenia era el motor económico de la Federación Yugoslava, como Cataluña lo es de España.

Sin embargo, hay otras diferencias notables. Una de ellas, apunta González Villa, que en Eslovenia "no había división social", como sí vemos en Cataluña, donde en los últimos días hubo manifestaciones tanto a favor como en contra de la independencia.

"Las élites política y económica estaban unidas y no vimos nada parecido a la fuga de sedes sociales de empresas que estamos viendo en Cataluña", explica.

Por otro lado, en el caso esloveno, no había un miembro de la Unión Europea afectado, como en el caso catalán. Hasta ahora, aunque ha hecho llamados al diálogo, la UE considera el tema catalán como un asunto interno de España.

Además, la Federación Yugoslava era un Estado en desintegración. Junto con Eslovenia, también Croacia proclamó su independencia, dando lugar a un conflicto más largo y sangriento.

 

FUENTE BBC MUNDO

 
biotin reverse phone lookup .