TRATAMIENTO PARA CASOS DE AUTISMO EN EL IPS PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Redaccion Central   
Viernes 17 de Marzo de 2017 17:04

Pacientes con autismo reciben tratamiento integral en la previsional

El trastorno de la comunicación más conocido como el autismo es tratado en el Instituto de Previsión Social por lo que llama a la concienciación de la sociedad toda con respecto a los niños quienes sufren de esta patología, ya que, cualquier tratamiento es insuficiente si no reciben el apoyo y la comprensión que necesitan.

Según estadísticas el 3% de la población pediátrica que consulta en el Servicio de Neurología sufre de autismo y llevan el tratamiento integral en el IPS con psicopedagogía, fisioterapia, psicoterapia, neurología infantil, fonoaudiología así como la medicación sintomática para los trastornos del sueño, si son agresivos, o convulsionan existen terapias de apoyo farmacológico que la previsional brinda a los pacientes.

El Dr. José Medina, neurólogo infantil especialista en trastorno de la comunicación, refiere que el paciente con esta patología lleva el tratamiento de por vida, enfatizando, que el IPS cubre de por vida a este paciente íntegramente por discapacidad.

Destacó, además, el tratamiento de terapia familiar que llevan los padres de estos pacientes. Dijo que a los padres les cuesta encontrar un centro educativo conforme a lo que sus hijos precisan, les cuesta dar con personas idóneas quienes cuiden a sus hijos lo que les impide conseguir trabajo o si lo consiguen son en horarios difíciles.
“Más que un problema de salud es un problema social”, remarcó.

Dijo que hasta hoy día se desconoce la causa de la patología, se sigue investigando porque todavía no hay nada en concreto sobre la razón, por la cual, el cerebro no funciona de la manera que debiera y eso les hace perder la capacidad de comunicarse.

Por su parte, la Lic. Liliana Orué, jefa del Servicio de Psicología del Hospital Central, mencionó que se cuenta con 2 psicopedagogas quienes desarrollan el tratamiento en promedio a 20 pacientes con trastornos de la comunicación.

Realizan tratamientos de ludoterapia, orientación y terapia familiar e integración en colegios regulares de niños.

Afirmó que la familia es la que más asiste a las terapias para poder sobrellevar este tipo de casos.

Las terapias en psicología se agendan por derivación de varios servicios médicos, así como por call center y en la secretaría del Servicio de Psicología. Las psicopedagogas atienden de lunes a viernes.

El autismo es un trastorno neurológico complejo que generalmente dura toda la vida y se manifiesta en los tres primeros años de edad. Es parte de un grupo de trastornos conocidos como trastornos del espectro autista.

Afecta a la forma en que una persona interpreta todo su entorno, lo que ve, oye y toca, dificulta su comprensión, el uso del lenguaje, las relaciones sociales, la imaginación y el juego.
Los síntomas pueden variar tanto en intensidad como en calidad, comprometiendo la capacidad de socialización, comunicación e imaginación, la clásica triada del autismo.

Regularmente son los padres quienes notan las diferencias en el comportamiento, así como la falta de capacidad de sus hijos para desarrollarse como comúnmente lo haría un niño. Algunas señales que su hijo podría darle son:

- El primer momento clave son los doce meses. Durante el primer año uno de los signos puede ser la ausencia de balbuceo.

- No responde al llamado por su nombre.

- No señalan con el dedo índice si algo les llama la atención, llevan de la mano a la otra persona hasta el lugar.

- Poco contacto visual con quien lo rodea.

- Complicaciones para hablar o no hablan.

- No le gusta que lo toquen o que se le acerquen

- Repite comportamientos y movimientos una y otra vez como levantar los brazos, golpear las manos, mecer el cuerpo como autómata, etc.

- Repite rutinas de forma dedicada y a veces obsesiva. Por ejemplo, siempre está con un mismo objeto tocándolo o mantiene meticulosamente el orden de los zapatos.

- Son extremadamente sensibles a los sonidos, al tacto, al olfato y al gusto. Por ejemplo, el ruido de una alarma puede ser un sonido perturbador para él

- Su manera de jugar es distinta a la del resto de los niños.

- Desinterés y dificultad para socializar con sus pares.

Esta lista es solo una referencia, para un diagnóstico certero, es necesaria la asesoría de un neurólogo así como la valoración del psicólogo.

 
biotin reverse phone lookup .