AL AEDES AEGYPTI LO COMBATIMOS CON PREVENCIÓN PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Redaccion Central   
Miércoles 13 de Septiembre de 2017 07:20

El Dengue, zika y chikungunya son un problema comunitario, donde todos y cada uno debemos colaborar de manera conjunta para combatirlo (hogares, lugares de trabajo, calles) más aún porque no hubo corte de circulación viral. La prevención constituye el mecanismo más efectivo para evitar la propagación del mosquito transmisor.
Con lluvias y el calor común en estos meses se hace propicia la propagación de los mosquitos, por tanto, El Instituto de Previsión Social insiste en la tarea conjunta para la eliminación de criaderos en la casa, cuadra, parque, lugares de trabajo y/o barrio respectivo al domicilio.
En cuanto a las medidas de promoción y preventivas a nivel institucional se trabaja muy de cerca con el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social remarcando que nunca se ha bajado la guardia teniendo en cuenta que de esa forma se logrará combatir a esta enfermedad que se ha cobrado vidas humanas en los últimos años que pudieron evitarse.
Sobre los manejos de casos dijo que ante los primeros signos o síntomas consultar en la Clínica Periférica más cercana debido a que siempre hay circulación de otras varias patologías que pueden agravar la situación.

Teniendo en cuenta que cada mosquito deposita cerca de 500 huevos en recipientes con agua limpia y estancada y que el calor y la lluvia acumulada constituyen caldo de cultivo, conviene observar las siguientes medidas preventivas:

- Cambiar con frecuencia el agua de jarrones, floreros, peceras y bebederos de mascotas.

-Limpiar registros.

- Despejar las canaletas y recodos para que fluya el agua de lluvia sobre todo en estos días que pronostican lluvias.

- Impedir que los recipientes en uso acumulen agua.

- Mantener boca abajo los recipientes que no se utilizan.

- Hacer agujeros de drenaje a las macetas y colocarles arena y/o piedra.

- Las plantas cuyas hojas verdes formen depósitos de agua, deben situarse bajo techo y regarse sobre la tierra.

- Desechar objetos inservibles capaces de acumular agua de lluvia (neumáticos viejos, latas, botellas, juguetes y frascos).

- Usar telas mosquiteras, pastillas, repelentes, espirales de baja toxicidad.

- En piletas que se encuentren al aire libre, cepillar las paredes en el espacio que se encuentra entre el agua y el borde y usar larvicidas una vez por semana.

- Mantener tapados los tanques de agua de las viviendas.

- En lo posible, usar camisas de manga larga y pantalones largos de colores claros.

La infección por dengue es una enfermedad sistémica y dinámica. Presenta un amplio espectro clínico que incluye manifestaciones clínicas graves y no graves. Después del período de incubación, la enfermedad comienza abruptamente y le siguen tres fases de evolución: la febril, la crítica y la de convalecencia.
Para una enfermedad tan compleja en sus manifestaciones, el manejo es relativamente sencillo, económico y muy efectivo para salvar vidas, siempre y cuando se instauren intervenciones correctas y oportunas.
La clave es el reconocimiento temprano y la comprensión de los problemas clínicos que se presentan en las diferentes fases de la enfermedad, lo cual lleva a un abordaje racional del manejo de los casos y a buenos resultados clínicos.
Una respuesta directa y bien manejada no solo reduce el número de hospitalizaciones innecesarias, sino que salva la vida de los pacientes con esta enfermedad.
Los signos de alarma se presentan en dolor abdominal intenso y sostenido, vómitos persistentes, sangramiento de mucosas o hemorragias espontáneas, acumulación clínica de líquidos, cambio de fiebre a hipotermia, descenso de plaquetas, entre otros a tener en cuenta y acudir inmediatamente al centro asistencial más próximo.
Se recomienda dedicar tiempo a la eliminación de los criaderos de mosquitos, y, sobre todo, la consulta precoz ante cualquier síntoma febril, pues esto puede indicar la presencia de estas enfermedades. FUENTE PRENSA IPS

 
biotin reverse phone lookup .