EL CIUDADANO

¿LE ENTREGÓ LAS LLAVES DEL PODER AL PUEBLO?

El presidente en ejercicio, Horacio Cartes, luego de firmar la normativa ante la atenta mirada de sus pares del Poder Legislativo y el Poder Judicial, manifestó respecto a la Ley N° 5282/2014: “Que todos los paraguayos tengamos acceso a las actividades del Gobierno es uno de los primeros pasos para cambiar de una vez por todas las malas costumbres. Cuando hay transparencia, la gente vuelve a estar por encima de los intereses personales, porque le entregamos las llaves del poder al pueblo, para que el pueblo mismo sea contralor del gasto público.

Es así, que el Paraguay se adentró en la lista de los países democráticos, en donde el Gobierno está al servicio del pueblo, y el pueblo ve y sabe cómo se maneja el dinero que es suyo y con medidas como estas que son permanentes, no solo un parche, harán posible la construcción de un país mucho mejor, con oportunidades para el progreso”. Por supuesto que antes de estas declaraciones del presidente Cartes y jactándose de que fueron los únicos hacedores de que hoy contemos con esta herramienta tan importante para la democracia paraguaya, vale recordar que la pre-ley de acceso a la información y con el incansable batallar de la sociedad civil, el día 26 de julio de 2007, el señor Félix Picco Portillo, utilizando el formulario que provee el Centro de Acceso a la Información Pública de la Defensoría del Pueblo solicitó al Intendente municipal de la ciudad de Lambaré “copia del Presupuesto aprobado para el año 2007, proyectos de royalties para el Municipio y cantidad del personal nombrado y contratado, discriminado por área y cargo que desempeñan”.

La Defensoría del Pueblo inició una nueva acción de amparo en representación del señor Picco Portillo, esta vez requiriendo la entrega de la información pública solicitada por él. La jueza resolvió “rechazar la acción de amparo (…) por improcedente”. Contra esta sentencia, el día 12 de febrero de 2007, el Defensor del Pueblo interpuso y fundó en nombre del ciudadano los recursos de nulidad y apelación. En su sentencia la Sala de Apelaciones dejó sentado que el derecho de acceso a la información pública es un derecho humano fundamental, esencial para el sustento y consolidación del sistema democrático en el Paraguay, a través de la participación ciudadana en el control de la gestión pública: “La incorporación del derecho a la información en el catálogo de los derechos fundamentales del ser humano es relativamente reciente. En nuestro sistema constitucional ha sido incorporado en el art. 28 de la CN.

Este derecho encuentra su justificación en el derecho más genérico, esencial a las democracias deliberativas y participativas, de formar libremente las opiniones y participar de modo responsable en los asuntos públicos; contribuye a la formación de la opinión propia y la pública, que está estrechamente ligada al pluralismo político. Se constituye así en un instrumento esencial de los asuntos que cobran interés en la vida ciudadana y colectiva, y que condiciona la participación en el manejo de ‘lo público’, es decir, el sistema de relaciones e interrelaciones que constituyen la trama básica de sustento de la convivencia democrática”.

Pese a la forma clara en que el derecho al acceso a la información pública se encuentra reconocido en la Constitución Nacional, resulta generalmente difícil que un ciudadano/a obtenga hoy algún informe solicitado a una institución pública. El cumplimiento espontáneo por parte de los organismos públicos es variable: algunos organismos contestan inmediatamente ante los pedidos, mientras que otras instituciones se niegan a brindar la información, especialmente la relacionada con cuestiones presupuestarias.

 

En casos en que los pedidos han llegado a realizarse a través de la vía del amparo, generalmente se ha negado la información en base a dos causas principales: errores en la vía procesal instaurada y afectación a otros derechos, tales como la privacidad. En definitiva, como vemos que la moda es entregar llaves de viviendas populares, sería bueno que también no solo el Ejecutivo sino los otros poderes del Estado, se sumen a la moda de entregar la llave del poder al pueblo, o sea la llave que ayude a abrir las puertas de la transparencia, de forma verdadera y no de discurso, para dejarnos habitar en un país con instituciones creíbles.

IPS INSTA A LA DONACIÓN DE ÓRGANOS EN FECHA CONMEMORATIVA DEL PRIMER DONANTE DEL PARAGUAY PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Redaccion Central   
Miércoles 13 de Septiembre de 2017 11:07

El 12 de setiembre se conmemora el Día Nacional del Donante de Órganos en Paraguay en homenaje al Dr. Marco Aguayo, quien se convirtió en el primer donante cadavérico del país. El reconocido médico sufrió un aneurisma fulminante que lo llevó a un estado de muerte cerebral, tras lo cual su familia accedió generosamente a donar sus riñones.
La Ley Nº 1246/98 en su artículo 57 menciona entre otras cosas que toda persona capaz, mayor de 18 años que no manifieste al  INAT (Instituto Nacional de Ablación y Trasplante) su negativa a la donación de órganos, confiere tácitamente su autorización a la donación, salvo oposición expresa del cónyuge no divorciado que convivía con el fallecido, o la persona que, sin ser su cónyuge convivía con el fallecido en relación tipo conyugal de por lo menos tres años, en forma inmediata, continua e ininterrumpida; cualquiera de los hijos mayores o cualquiera de los padres.
¿Qué es un trasplante de órganos y tejidos?
Es un procedimiento quirúrgico que consiste en reemplazar un órgano o tejido que presenta una insuficiencia por otro que cumpla plenamente su función. De esta forma se logra recuperar la salud de las personas. La donación de órganos es una forma de solidaridad y altruismo con nuestros semejantes.
¿Quiénes pueden donar órganos?
La ley establece que cualquier persona mayor de 18 años puede inscribirse para donar sus órganos, por lo que asegurados de edades comprendidas entre 18 a 80 años pueden hacerlo. El acta de donación es un documento en el que la persona autoriza la ablación de órganos y materiales anatómicos de su propio cuerpo en caso de fallecimiento. Una vez signada el acta, la misma recibirá una constancia de “Donante” en la que se certifica su voluntad.
¿Dónde tengo que acudir si quiero ser un donante?
Si un voluntario decide ser donante debe concurrir con su cédula de identidad al Instituto Nacional de Ablación y Trasplante (INAT). El trámite es gratuito. Su sede se encuentra ubicada sobre la calle Lombardo casi Santísimo Sacramento, Barrio Trinidad de Asunción. El número de teléfono es 021-286-337.
El Instituto Nacional de Ablación y Trasplante (INAT) es el encargado de reglamentar y coordinar la distribución de órganos a nivel nacional, establecer las prioridades, así como la posibilidad de recepción de los mismos a nivel internacional.
Si una persona es asegurada del IPS, ésta puede acercarse a las oficinas ubicadas en las calles Alexander Fleming N° 251c/ Dr. Bestard (a una cuadra del Hospital Central, detrás de Medicasa), para inscribirse o informarse acerca de la donación de órganos. El número de Teléfono es 021-290-136 Interno o IP: 72.372 – 72.369.
¿Tiene costo todo el proceso?
Las actividades de Donación y Trasplante tienen un 100 % de cobertura del IPS. Existen Convenios con el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social en Trasplante de Médula Ósea, por el cual, personas no aseguradas pueden ser trasplantadas en el IPS.
¿Qué pasa si quiero donar durante mi vida?
La ablación de órganos y tejidos con fines de trasplante de una persona viva solo estará permitida en mayores de diez y ocho años, quienes podrán autorizarlas en caso que el receptor sea su pariente consanguíneo o por adopción hasta el cuarto grado, o su cónyuge o una persona que sin ser su cónyuge conviva con él por no menos de tres años en forma inmediata, continua e ininterrumpida. Este lapso se reduce a dos años si de esa relación hubieran nacido hijos. En el caso de trasplante de córneas o tejidos cualquier persona fallecida en parada cardiaca puede ser donante no debiendo pasar más de 6 horas para el efecto, a diferencia de los donantes de órganos sólidos quienes solamente pueden ser aquellos que están en situación de muerte cerebral. Por otro lado, la persona que fue beneficiada con la donación de córnea puede llevar una vida totalmente normal ya que no se utiliza medicación para inmunosupresión.
¿Se observa algún cambio externo en el cuerpo que sufrió una ablación o extracción de órganos?
No son visibles signos de mutilación en las personas que son donantes porque la extracción de los órganos y tejidos es llevada a cabo por un equipo de especialistas.
¿A cuántas personas puedo llegar a beneficiar si decido donar órganos?
1 donantepuede beneficiar a ocho receptores. 2 córneas = 2 pacientes; 1 corazón = 1 paciente; 2 pulmones = 2 pacientes; y 1 hígado = hasta 2 pacientes; 2 riñones= 2 pacientes; 1 páncreas = 1 paciente.
¿Cómo hago para agregar a una persona en lista de espera para trasplantes en el IPS?
Para ser incluido en lista de espera de trasplante renal o cardiopulmonar deben consultar en los servicios de trasplante renal (Dra. Adriana Martínez, Dra. Gloria Orué, Dra. Natalia Wasmurth) o trasplante cardiopulmonar (Dr. Felipe Fernández, Dr. Diego Medina).
¿Cuál es la ley que reglamenta los trasplantes de órganos?
La Ley Nº 1246/98 es la encargada de reglamentar todo lo concerniente a trasplantes de órganos y tejidos anatómicos humanos.
¿En qué situación se encuentra nuestro país en cuanto a donaciones de órganos?
La tasa de donación de órganos en Paraguay es de apenas tres personas por cada millón de habitantes, cuando en la región el promedio está por encima de los 12 donantes por millón. Las cifras demuestran que cada día mueren cinco personas a causa de accidentes de tránsito y en el que son grandes las oportunidades de procuración para un donante potencial de órganos, que salve y mejore la calidad de vida de otra persona.
¿Por qué se solicita el consentimiento de los familiares para la donación de órganos y tejidos?
Con profundo respeto y sin mayores exigencias, se solicita el consentimiento de los familiares para la extracción de los órganos. Cada minuto es vital para realizar con urgencia los procesos que culminarían en el Trasplante, ya que los órganos comienzan a sufrir y se pueden volver inadecuados para el receptor.
Sí los posibles donantes son menores de 18 años, los padres o representantes legales decidirán la donación de los órganos y tejidos.
¿Por qué Donar Órganos y Tejidos?
Hay miles de personas que esperan la posibilidad de un trasplante para salvar o mejorar su calidad de vida. Muchas de ellas son pacientes terminales, con dolores en órganos como el corazón, el pulmón y el hígado. Otros pacientes tienen insuficiencia renal y deben dializarse tres veces por semana, para soportar la espera de un trasplante. Así como también hay muchas personas que jamás han podido ver la aurora, la sonrisa de un niño o el amor en la cara de una mujer.
Para todos estos pacientes un trasplante significa la posibilidad de volver a la vida, trabajar, estudiar, disfrutar de su familia, proyectar y pensar en el futuro. Hablar claramente de la donación puede permitir que más personas puedan estar dispuestas a donar. Pensemos que cualquiera de nosotros podemos vernos en algún momento de nuestras vidas, en uno u otro lado del proceso.

 
biotin reverse phone lookup .